Queridos coordinadores, catequistas, voluntario y fieles:

Iniciemos el curso con ánimos renovados. Merece la pena ”tejer” la fe sintiéndonos parte de esta parroquia. Estamos llamados a ser Iglesia “siempre adelante” desde la personalidad variada de esta feligresía.

Estáis llamados a colaborar en el proceso de renovación parroquial. Nuestro objetivo general, siguiendo las orientaciones del Papa Francisco, lo venimos titulando:

                    “Los Remedios, una parroquia en conversión pastoral”.

Los procesos son largos. Lo iniciado en 2013, será prolongado, al menos, hasta el 2021.

Este tiempo requiere unos objetivos anuales. Continuamos creando el necesario tejido comunitario, al que añadimos este curso, la iniciación cristiana y la catequesis en sus diferentes niveles. Lo veremos reflejado en las programaciones de los diferentes grupos, así como en  los “Encuentros pastorales” a lo largo del año. El primero de ellos, será el sábado 20 de octubre en el Centro parroquial.

A lo largo de esta segunda quincena de septiembre haremos llegar la ficha pastoral para programar objetivos y actividades, de tal forma que todo esté en marcha para el primer Encuentro de los grupos que tendrá lugar el sábado del encuentro entre todos los grupos. Os pido colaboración, esfuerzo y muchas ganas de apostar por la parroquia.

Nos unimos como parroquia a la alegría de los hermanos “cigarreros/as” ante la coronación de la imagen de Nuestra Señora de la Victoria; participaremos en la “Verbe-tómbola” de los jóvenes del campamento; nos uniremos a Cáritas en su labor a favor de los más necesitados; estaremos atentos al grupo de “Solas” y otros voluntariados; cuidaremos la comunicación en la web y redes sociales. Estaremos pendientes del desarrollo de la catequesis desde niños a adultos, así como el apoyo de las Comunidades neocatecumenales y Renovación carismática. Procuremos acompañar a los jóvenes con motivo del Sínodo convocado por el Papa y su incidencia en la parroquia.

Demos gracias a Dios que nos ha dado la fe para compartirla con otros en esta parroquia, en una Iglesia “siempre adelante”.