PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LOS REMEDIOS DE SEVILLA

Sevilla, 24 de septiembre de 2019.

Queridas familias de la parroquia y padres de alumnos del Colegio de Santa Ana que tienen hijos que comienzan 5º de Primaria.

Al retomar las actividades escolares y parroquiales, deseo, en nombre propio, de los sacerdotes y catequistas, entrar en contacto con ustedes para invitarles a continuar la presencia de sus hijos en la catequesis ya iniciada y que debe ser apoyada con vuestra ayuda.
Como saben, desde el año 2015, entre en vigor un nuevo Directorio de pastoral sacramental para completar la Iniciación cristiana a través de la Catequesis en parroquias y colegios católicos. En dicho documento la catequesis no se reduce a momentos puntuales ( Bautismo, Primera comunión, Confirmación…) sino a un PROCESO CONTINUADO –en paralelo con los cursos académicos- de tal forma que los niños que se inician a los siete años, completen su iniciación cristiana a los 14, recibiendo el sacramento de la Confirmación.
La iniciación cristiana de niños y niñas desde los 7 hasta los 14 años es la misma, y de obligado cumplimiento, para todas las parroquias y Colegios católicos. No se puede sustituir participando en cualquier otro movimiento o procesos que puede existir
Sería una lástima que sus hijos no siguieran este ritmo o, interrumpieran el proceso ya iniciado hace unos años. Bien saben la ilusión y la seriedad con la que los catequistas lo preparan todo. Es oportunidad educativa que no debéis dejar pasar.
Todo esto no sería posible sin vuestra colaboración a la hora de seguir potenciando en vuestros hijos la dimensión religiosa de la vida. Ya saben que este curso, el Colegio de Santa Ana no ofrece la continuidad después de comunión. La parroquia abre las inscripciones para alumnos de 5º de Primaria, a partir del 3 y 4 de octubre, comenzando las catequesis a partir del día 18. Necesitamos vuestro apoyo. Anímense a formarse como catequistas y apuntando a los niños en la catequesis parroquial.
¡Nada sin la familia! quiere ser nuestro lema.
Con un cordial saludo, en nombre propio, de los sacerdotes y catequistas de la parroquia.

Francisco Ortiz Gómez, párroco.