Queridas familias y amigos:

Nos dirigimos a vosotros para comunicaros que este sábado día 12 de octubre celebraremos nuestra III Verbetómbola de la Parroquia de Nuestra Señora de los Remedios.

La verbetómbola nació a raíz del deseo de poder ayudar a aquellos niños y niñas que por desgracia no disponen de recursos. Nuestra ilusión es poder darles la oportunidad de venir al campamento de verano.

Aunque en nuestro día a día quede muy lejano, en este mundo existe una realidad ineludible y es que muchos niños y niñas en muchos países están sufriendo por falta de recursos, otros teniendo que huir de una guerra, siendo separados de sus familias, de sus amigos, de sus padres… refugiándose en otros países totalmente desconocidos para ellos, empezando de cero. Nosotros sí conocemos esta realidad, incluso podemos ponerle nombres y apellidos.

Muchos de estos niños son aquellos a los que ayudamos. Hemos conocido su historia y los estamos viendo crecer con nosotros.

Gracias a verbenas benéficas como la de este sábado, podemos darles esa oportunidad. Para la mayoría, el campamento son las únicas vacaciones que pueden tener, el único momento del año que olvidan la realidad que tienen que afrontar en el día a día y pueden ser completamente lo que son, niños.

Es una gran oportunidad para compartir la mesa como la gran familia que somos y de esta forma poder ayudar a la misma vez. Como solemos decirle a los niños en el campamento, la enseñanza no queda en esa semana en la que nos lo pasamos genial; ahora ellos son los superhéroes del mundo, los que tienen que llevar la Palabra de Dios allá dónde estén y traducirla en acciones. Pero como todos sabemos, casi todos los superhéroes necesitan ayuda, y esa ayuda sois vosotros, los padres.

Convertíos en superhéroes con ellos y con todos nosotros y ayudadnos a hacer de este maravilloso pero caótico mundo el Reino de Dios.

Sin más, os dejamos el cartel. Si tenéis alguna duda escribidnos o mirad nuestras redes sociales.

«Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de Dios es de quienes son como ellos. Les aseguro que el que no reciba el reino de Dios como un niño de ninguna manera entrará en él». Y después de abrazarlos, los bendecía poniendo las manos sobre ellos.
(Marcos 10:13-16)

Un fuerte abrazo
Todo el equipo de La Parroquia de Los Remedios