Vívelo más!

Tengo la suerte de que mis tres hijos reciban su educación en el Centro Itálica de la Institución Teresiana. Para el actual curso escolar el lema es “Vívelo más”. Y de esa forma lo llevamos haciendo confinados en casa, conviviendo diariamente los cinco que formamos la familia. Residimos en el centro de la ciudad y una de las cosas que los pequeños han descubierto es algo completamente nuevo, algo que hasta ahora no se habían percatado por estar en el colegio y con el ruido de las calles: algo pasa en el silencio de las mañanas todos los días, a la misma hora! Y es que a las 12:00 h. tañen todas las campanas de las iglesias de la ciudad! Y desde los primeros días, esa es la hora del descanso, en la que hemos aprendido a rezar el Ángelus y después disfrutar de un merecido aperitivo en la azotea de casa. Y es curioso como el día tiene dos hitos importantes a los que no se puede faltar: las campanadas de las doce con el Ángelus, y los aplausos de las ocho. Y de esta forma, hemos aprendido en casa a vivirlo más.

Antonio Camacho.