Un saludo a todos desde mi ventana.

La iniciativa puesta en marcha los días de confinamiento, debe tener continuidad, al menos semanal. Este es mi deseo y con el mismo tono animoso que hasta ahora mantenemos. Estoy convencido que este tiempo es oportunidad para revisar la sociedad que tenemos. Todos somos vulnerables y todos debemos cuidarnos. Esperemos que la pandemia sirva para promover una cultura del cuidado de la naturaleza, de la creación y del que tengo más próximo.

Ánimo y realismo, para volver de nuevo a mirar y esperar un nuevo Pentecostés.