Noticias

ANTONIO EN EL UMBRAL DE LA ESPERANZA

A  las puertas de un nuevo Adviento, Antonio, no se nos ha ido, nos espera. En el umbral de la esperanza siempre estará el hombre bueno, fiel y… educado, sobre todo educado. Sevillano por los cuatro costados. Con todo el fino humor de la Sevilla que le vió nacer hace ochenta años y con “güasa gaditana” que corría por sus venas. Ya me gustaría tener la habilidad periodística de Chaves Nogales, cuyos libros Antonio devoraba, para expresar algo de lo mucho de Antonio

Quien no  ha reído con él; con sus refranes y adivinanzas. Sevillista hasta la muerte y amigo servicial. La parroquia de Los Remedios ha tenido un tesoro con Antonio; un diamante –él que tanto sabía de joyerías por su profesión- y una persona incondicional. Hombre marcado por no pocas dificultades en la vida pero siempre sanadas desde su bondad y capacidad de superación.

Hoy y siempre lo recordaremos con cariño. Él que tanto gustaba de comidas entre amigos, escuchará eternamente esas palabras de una parábola de Jesús “amigo, bueno y fiel, pasa para siempre, al Banquete de tu Señor”.¡Gracias Antonio! Con esta expresión te lo decimos todo.

Abrir chat
¡Conéctate con tu parroquia!