EL PÁRROCO ABRE SU VENTANA CON AIRE DE PASCUA:

Un saludo a todos los que abráis esta ventana. Estos días donde el Evangelio nos recuerda que aquellos primeros cristianos estaban encerrados por miedo, me viene a la mente que no podemos olvidar otro efecto colateral de esta adaptación a un régimen de “estado de control” permanente, en donde el precio a pagar por la seguridad, será el absoluto sometimiento. Este estado de angustiosa ansiedad podría mantenerse con las adecuadas dosis de incertidumbre ¿Qué está pasando? ¿Será un episodio del sueño de la biopolítica y esto es un ensayo sin precedentes?

 ¡¡Ánimo y realismo en la Pascua del Señor!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Conéctate con tu parroquia!