EL PÁRROCO ABRE SU VENTANA EL SÁBADO SANTO:

Para los cristianos hay un “sábado”, que está en el centro y en el corazón de nuestra fe. Es un sábado de un silencio grande, entre pandemia y falta de gentes en las calles. Es el sábado santo de María, Virgen fiel, Arca de la alianza. Ella vive su sábado con lágrimas; pero, a la vez, con la fuerza de la fe, sosteniendo la frágil esperanza de los amigos de Jesús. Ella vive el día santo con la esperanza que se abre al futuro; confiada y paciente. Todo esto pasará y la Pascua, de nuevo, será imparable. En esta espera llegará la noche – hoy – que será más clara que el día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Conéctate con tu parroquia!