EL PÁRROCO ABRE SU VENTANA EL VIERNES DE LA OCTAVA DE PASCUA:

En este viernes de la octava, el Señor nos abre los ojos y nos invita a “echar las redes”. Todo un proyecto vital y comunitario para el postcovid. Nuestra vida es más que nuestros miedos. El otro día me decían que cuando no sabemos qué decir para consolar, hemos de abrazar. Abrazar es el lenguaje sin palabras y en estos tiempos lo tenemos confinado. Es importante cuidar la salud mental en este arresto domiciliario en el que intentamos movernos. Es triste que constatemos como hemos roto el equilibrio del planeta en nombre de la globalización. Después de este “largo descanso” de la tierra y de las personas, ¿seremos capaces de echar las redes? ¿Quién –a pasar de todo- es capaz de parar la primavera?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Conéctate con tu parroquia!