LA FE ADULTA ABRE SU VENTANA:

Los evangelios de san Mateo y san Lucas nos invitan a ser como el sirviente que espera el regreso de su amo a cualquier hora que llegue. Y también elogian la previsión de las cinco vírgenes prudentes. Jesús está invitando a una manera de vivir el presente: con plena consciencia.

Este “encierro” que padecemos nos plantea un interrogante: ¿Cómo lo estoy viviendo? ¿Estoy anclado en el pasado, recordando tiempos mejores? ¿En un futuro que desconozco? Nuestros múltiples quehaceres se han visto reducidos de manera traumática. Puede ser que el ahora que tenemos ofrezca unas posibilidades que no podemos ni debemos desaprovechar. Tenemos que lograr una serenidad ante la situación y proyectarnos hacia campos o terrenos nunca o poco practicados. Podemos incluso despertar. Dice san Marcos: «Venid vosotros solos a un sitio tranquilo y descansad un rato».

Ubaldo Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Conéctate con tu parroquia!