LAS COMUNIDADES NEOCATECOMUNALES ABREN SU VENTANA:

 «El mundo no es capaz de hacer al hombre feliz. No es capaz de salvarlo del mal en todas sus especies: enfermedades, epidemias, cataclismos, catástrofes y otros males semejantes. Este mismo mundo, con sus riquezas y sus carencias, necesita ser salvado, ser redimido». Cruzando el umbral de la esperanza (San Juan Pablo II). 1994.

José Ignacio Alonso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Conéctate con tu parroquia!