LA LECTIO DIVINA ABRE SU VENTANA:

Siéntate en Oración…

Aquieta tus pensamientos…

Deja todo para sentirte abrazo sólo por Dios…

Saborea ese momento…

Llega hasta el hondón del Alma, allí donde tu espíritu se encuentra con Cristo.

Allí donde te puedes sentir inundado por su Amor Infinito.

Irradia ese Amor que te inunda hacia el prójimo.

Ese “viaje” interior supera con creces cualquier viaje que pudieras realizar.

Date una oportunidad. Un cuarto de hora a solas con el Señor puede cambiar tu vida y la de los que te rodean…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Conéctate con tu parroquia!